12/8/08

IBM dice a los desarrolladores Linux: “Dejen de copiar Windows”


Durante una conferencia, importantes ejecutivos del gigante azul llamaron a la comunidad del software libre a popularizar Linux como el sistema operativo de escritorio ideal para usuarios finales y negocios. Pero para lograr este objetivo, sugirieron que sus desarrolladores dejen de copiar a Windows y se esfuercen por diseñar un Linux “más verde”.

En este sentido, Bob Sutor, vicepresidente de Open Source para IBM, destacó la calidad de los diseñadores gráficos de la comunidad libre, pero advirtió: “Dejen de copiar al Windows 2001. Allí no es donde está la acción de utilidad”

El comentario del ejecutivo tuvo lugar exactamente un día después que el gigante azul anunciara su unión con los distribuidores de Linux Canonical, Novell y Red Hat. A partir de esta alianza, las cuatro compañías acordaron una estrategia de distribución para construir sistemas alternativos a Windows y Office.

Esta claro que desde Linux no podrán hacer oídos sordos a las sugerencias de la compañía: la voz de IBM tiene mucho peso para las filas del pingüino informático debido a la enorme inversión y contribución que ha hecho durante estos últimos 10 años. Datos duros mediante, el gigante azul prometió emplear 1.000 millones de dólares en el desarrollo de este SO el próximo año.

Según Sutor, Linux necesita hacer más esfuerzos para reducir el consumo de energía en los centros de datos. Y resaltó que aunque existan herramientas de virtualización de servidores que permiten balancear las cargas, una mejor gerencia de los recursos y otras tecnologías harían el SO más eficiente.

“Tengo la ligera sensación de que la comunidad open source aún no ha hecho suficiente“, sentenció Sutor, observando que los desarrolladores todavía no encontraron la manera de hacer un Linux más eficiente. “Estamos haciendo las cosas obvias”, agregó el influyente ejecutivo.

De todas formas Sutor no quiso parecer tan apocalíptico, y destacó la gran experiencia que hace 10 años mantienen IBM y Linux. “Ha sido un gran paseo”, dijo, pero aseguró que llegó el momento de ser conscientes sobre la presencia de enemigos del código abierto que no darán tregua. “Somos muy positivos acerca de nuestro futuro con Linux”, arengó el ejecutivo para cerrar diciendo: “No aflojaremos de ninguna manera”.